martes, 25 de noviembre de 2008

Crítica: El patio de mi cárcel


El patio de mi cárcel: 7(***)
Película de la directora debutante Belén Macías, que ha llevado con mucho pulso la dirección, y
que ha conseguido una película buena, pero que no llega a brillar. Guión realista que te mete de lleno en la pantalla. Música correcta. El apartado técnico es aceptable, sin excesos, ni limitaciones. Lo que hace que esta película funcione, es, sin ninguna duda, el reparto femenino, increible. Por ello hablaré detenidamente sobre el reparto:
En primer lugar, Verónica Echegui, asombrosa, bo
rda el mejor papel de su carrera.
Blanca Portillo, sin novedad, perfecta.
Candela Peña, algo más reservada de lo que está acostumbrada, pero aun así, correcta.
Ana Wagener, IMPRESIONANTE, es una delicia
haberla elegido para el papel de Dolores, porque le viene como anillo al dedo.
El resto de actrices ayudan a sus compañeras a forjar una historia real, donde los sentimientos, son lo primero.
La verdad es que le falta profundizar mucho, pero está bastante bien. Además no le vamos a exigir tanto a una directora debutante, porque es una propuesta arriesgada y ha sabido llevarla de la mejor manera posible. Recomendable.

Lo mejor: El reparto femenino, sin duda y la canción de los títulos de crédito.

Lo peor:
Que resulta poco conmovedora, para lo que podría llegar a ser.