sábado, 31 de enero de 2009

Crítica: La duda


La duda:8(****)
Una historia demasiado teatral, pero con poco enganche cinematográfico, poco fluida, extraña, y mal resuelta. La verdad, que la historia me ha decepcionado bastante, no entiendo como una historia tan poco atractiva consiguió el premio Pulitzer. La película ha conseguido adaptar esta sobria obra de teatro de la forma más meritosa posible, con un flojo trabajo de dirección, la película ha quedado en manos del inquietante guión, que ha sabido aprovechar la historia. Un equipo técnico que no destaca demasiado, eceptuando la ambientación, se une a un reparto coral dónde los duelos interpretativos juegan un importante papel. La más maravillosa Meryl Streep engrandece su papel, aunque no creo que le gane la partida a Winslet, cierto es que abusa de las muecas, pero aún así, brillante. Philip Seymour Hoffman sale de su papel de atontado que suele hacer en muchos films y se pone serio, para batirse en duelo con Meryl. Amy Adams hace una interpretación muy lineal en todo el film y durante algunos momentos excesivamente sensiblera y Viola Davis brilla en la película, pero durante muy breve tiempo, que hace que apenas pueda describir los matices de su personaje. Demasiado teatral y con una fotografía irregular, cabe también destacar. Quizás, una de las mayores decepciones de este año, pero a los que aman el teatro, este film les atrapará bastante.

Lo mejor: El duelo interpretativo entre Meryl Streep y Viola Davis.

Lo peor: Su aire teatral, no le favorece nada.