domingo, 12 de septiembre de 2010

Crítica: Origen


Origen: 8,5(****)
No sé por donde empezar, ni por donde acabar, lo que sé, es que "Origen" es muy compleja, un film que puede llegar a resultar pedante o consagrarse como una obra maestra, un film que rebosa frescura, originalidad, fuerza visual y potencia sonora. Christopher Nolan, una vez más, vuelve al cine de taquilla, pero a un cine de calidad, un cine complejo, que va más allá de los simples efectos visuales. La historia de "Origen" hace que nos cuestionemos nuestra propia existencia, nos hace reflexionar, darle vueltas a la cabeza, y nos permite jugar con el mundo de los sueños. Sin un gran argumento, este film consigue que en más de dos horas de metraje, tus pupilas se dilaten para ver con magnificiencia la maravilla de Nolan, un guión de su cosecha que brilla más por su estructura argumental, que por su desarrollo, pero sin embargo, tropieza en la contrucción de los personajes. Nolan dirige a su grupo de actores con maestría, pero los papeles no dan para mucho, sino para seguir el desarrollo de forma lineal, así nos encontramos, con unos Joseph Gordon-Levitt, Ellen Page, Michael Caine, Ken Watanabe, Tom Berenger, totalmente desaprovechados, como contrapunto, vemos a un Dicaprio en estado de gracia, con un personaje complejo que lleva casi toda la carga del film, un Cillian Murphy correcto, y creíble, y una estupenda Marion Cotillard, que sin tener un papel de fuerza, sabe aprovecharlo al máximo, sacando su gran talento interpretativo. A parte de esto, el film navega con firmeza en su apartado técnico, la deliciosa fotografía, la adecuada banda sonora, el asombroso montaje, la fuerza sonora, los fascinantes efectos visuales, crean un ambiente extraordinario, que ayuda a seguir el difícil entramado del film, que no siempre es fácil deshacer. Con todo ello y todo lo demás, estamos ante una obra cumbre en la historia del cine norteamericano, con momentos que quedarán muy grabados en la retina de quienes la vean.

Lo mejor: Su fuerza visual.

Lo peor: La poca fuerza de la mayor parte de los personajes del film.