lunes, 28 de noviembre de 2011

Crítica: Eva


Eva: 7(***)
Es la hora de los noveles en el cine español, pues si repasamos la producción cinematográfica de los últimos años, nos damos cuenta de la cantidad de obras originales, inquietantes y arriesgadas que los debutantes cineastas españoles han llevado a cabo. Y como no podía ser de otra manera, un nuevo gran reto para el cine español ha llegado en forma de ópera prima, de manos de un ingenioso e imponente Kike Maíllo. Se trata de un salto nuevo dentro de nuestra filmografía. Un film de ciencia ficción que salta las barreras de lo convencional para resultar una curiosa mirada hacia un futuro cada vez más próximo. Una película que resulta visionaria, quizás tanto que hasta resulta dolorosa, y poco creíble. El hecho de que la robótica pueda más emocionalmente que la humanidad resulta terrible, aunque en cierta manera es cierto. Me creo esa visión llena de nuevas tecnologías, de muchas facilidades, pero todo ello marcado por un disfrute de lo clásico, ya sea a nivel estético, musical o emocional. Retro y tecnología se funden de forma mágica y sencilla, criticando a groso modo la sociedad que tenemos y lo que nos esperaba en el mejor de los casos. Una mirada inteligente, creíble, pero también muy ambiciosa, que a veces cuesta entenderla. Duele creer que la ciencia, y la lógica, puedan contra las desgarradoras fuerzas de la emoción humana. Cayendo en esta paradoja y muy personal visión, la historia resulta inquietante a veces y otras demasiado predecible, y los personajes humanos quedan doblegados por los espectaculares robots. El guión con momentos realmente mágicos, construido con una gran valentía, a veces se hace evidente y convencional, y si se salva es por la notable dirección de Maíllo y por esa envoltura técnica con la que el film consigue su máximo esplendor. Una poderosa fotografía de madera y nieve, una bella partitura que subraya las emociones más escóndidas, un poderoso juego de sonidos, una ambientación de una riqueza extraordinaria, un montaje complejo e inteligente y unos efectos especiales impresionantes, por su solidez, fuerza y originalidad, configuran una factura técnica muy buena. El tema actoral queda un poco subyugado por lo mencionado anteriormente, la poca densidad emocional de los personajes. Brühl, Etura y Amman están excesivamente correctos, mientras que Lluís Homar ilumina la pantalla con su enérgica interpretación, y Claudia Vega se convierte en el alma interpretativa del film, su trabajo lleno de matices, desgarra e impresiona al espectador por su valentía. Una obra de una fuerza tridimensional, que dentro de sus fallos, no deja de ser arriesgada y valiente.

Lo mejor: Su acertada visión sobre el futuro y los creativos efectos visuales.

Lo peor: La falta de emociones de los personajes.

2 comentarios:

JJZ77 dijo...

Una gran crítica, muy en la línea de tus otras entradas. Personalmente lo que más me gustó de la película fue la interpretación de Claudia Vega, así como el personaje al que da vida, que aunque a veces da sensación de ser excesivamente ''lolita'' -llamadme mal pensado- me parece un personaje muy poco convencional, con una gran profundidad emocional y complejidad, máxime cuando se va avanzando en la película y se va conociendo toda su historia.

El personaje de Homar es también de lo más destacable junto con la estética y ambientación del film. También me gustó mucho el guión, pero tengo que estar de acuerdo en que la profundidad de los personajes o su carga empática no llega a ser gran cosa.

Una gran ópera prima para Kike Maíllo en definitiva, que espero que nos siga sorprendiendo con más ejemplos de innovación como éste, que tanto bien hacen al cine español. Sólo lamento el nulo impacto que ha tenido la película, probablemente debido a que no ha sabido venderse, y que no ha tenido la debida publicidad, porque de lo contrario estoy seguro que hubiera sido un éxito en taquilla.

Saludos! :)

Jose Barriga dijo...

No sabia nada de este proyecto hasta que vi el trailer y me resulto altamente sugestivo. Quiero verla pero lamentablemente, no la consigo en la red: único sitio en donde se puede ver cine español sin vivir en España. Saludos.