miércoles, 2 de septiembre de 2009

Crítica: Mapa de los sonidos de Tokio


Mapa de los sonidos de Tokio: 7,5(****)
Me da mucha lástima como la crítica especializada se ensalza con aquellas películas de directores de renombre, pero que no están a la altura de esos directores. Este ha sido el caso de tantos y tantos directores este año, Almodóvar, Lars Von Trier, Coppola, entre otros y finalmente el caso de Coixet. La fría acogida del festival de Cannes, no ha parado al público español para que vaya a ver al cine el nuevo film de Coixet, que ha recaudado lo inimaginable para un film español en su primer fin de semana. Sin duda, este nuevo film de Coixet es provocador en todos los sentidos, es un film que aborda una gran historia, una historia muy universal, la historia del amor. Coixet utiliza una historia muy buena y original, para contar las locuras del amor, pero falla a la hora de escribir un guión demasiado tedioso y excesivamente pesado. Coixet poco a poco reconstruye los peldaños que le ayudaron a subir a lo más alto, como logró en "Mi vida sin mí" y "La vida secreta de las palabras", en esta ocasión su dirección no ha estado mal, pero muy lejos de su brillantez. Un punto débil en la dirección de Coixet ha sido la dirección de actores, parece que todo el reparto se ha tenido que buscar la vida para encajar en el film. Un film con una factura técnica notable, especialmente el brillante montaje, la atractiva fotografía, el excelente sonido, original y creativo, y la entrañable música, en su mayoría adaptada, pero que aporta un punto muy original al film. Escenarios bellos, pero cargados de una gran frialdad, que se intenta perder con el calor del amor. Unos actores insípidos, Sergi López solo consigue estar correcto y de ahí no pasa, con un horrible doblaje hecho por él, sin embargo Rinko Kikuchi brilla como nadie en el film, sus pocas palabras, sus miradas, su sensualidad y sus lágrimas hacen que el espectador vea que debajo de su frialdad hay una cálida persona. Un film repleto de poesía, de sensualidad, de erotismo, de amor, en definitiva. A pesar de la belleza del film, Coixet no ha sido capaz de tratar el campo erótico del film, con unas escenas sosas y con una química espantosa entre los protagonistas, tanto en las escenas sexuales, como durante toda la película. Un film menor de Coixet, que poco a poco intenta recuperar la gracia que la encumbró como una de las mejores directoras de España, pero este film solo por ser de Coixet y por los secretos de Tokio merece ser admirado y respetado.

Lo mejor: El juego sonoro del film, creativo y brillante.

Lo peor: La lentitud y pesadez del film.

2 comentarios:

Roke dijo...

Pues no sé como me caerá ésta. Sólo sé que acabo de ver Mi vida sin mí con mi hermana y hemos acabado encantados, obra maestra.

Saludos.

Xavier Vidal dijo...

He leido por enci9ma tu comentario. Me tendrás que perdonar, pero dentro de unos días la veré y no quiero influenciarme. Respecto al mal recibimiento que comentas, creo que se exageró un poco. Coixet dijo que hubo 10 minutos de aplausos tras la proyección del film en Cannes... también se manipularon las declaraciones de Von Trier... vaya, que tu 8 y tus palabras son lo que cuentan.

Saludos! En cuanto pueda te envío la papeleta de los Roser.