lunes, 24 de noviembre de 2008

Crítica: Vicky Cristina Barcelona


Vicky Cristina Barcelona: 6,5(***)
El señor Woody Allen nos ha dejado un guión lleno de brillantes momentos, pero a la vez, muy
ligero y poco elaborado. De su dirección, mejor no hablar, no ha estado a la altura, en definitiva. Sin embargo el trabajo técnico ha sido muy decisivo para el resultado final. Una fotografía de Javier Aguirresarobe demasiado exagerada, pero a la vez muy cuidada, es una fotografía que refleja la ciudad catalana,
en forma de postal veraniega. Y eso es, practicamente, lo que hace la película, mostrarnos Barcelona en su máximo esplendor, de forma idealizada, de tal forma que cuando sales del cine, te entran muchas ganas de ir a Barcelona. Todos los compañeros técnicos de Javier han diseñado una postal llena de luz y frescura. Quizás por eso divierte la película, por su frescura. Una música cálida e interesante, con una canción que no se te quitará de la cabeza, en días. Unos vestuarios y unos decorados preciosos. Un magnífico sonido. Un montaje aceptable. Como comprobaréis, es quizás, la película más buena, técnicamente, de Woody Allen. Por otro lado las interpretaciones están correctas, pero nada más. Un Javier Bardem muy plano, que ni mucho menos es el Javier que conocimos en "Mar Adentro" o en "No es país para viejos". Una Scarlett Johansson totalmente incorrecta y empalagosa hasta la saciedad. Una Patricia Clarkson bastante desmejorada como actriz. Pero, sin duda, hay dos mujeres de ese reparto que son fantásticas. Rebecca Hall nos deja durante todo el trayecto vacacional, una excelente interpretación, en su boca el guión de Woody Allen, luce completamente. Y he dejado el final para hablaros de lo mejor de esta película, la brillante Penélope Cruz, nos deja un papel excepcional, y muy bien trabajado, Junto a su papel de Raimunda, este es el mejor papel de su vida. Espero con ansias, el momento, en que Javier Bardem diga el nombre de la ganadora del Oscar a la mejor actriz secundaria. Porque seguramente el nombre que oíremos será el de nuestra querida Penélope. Pero tampoco nos pongamos muy optimistas, que seguro que tendrá grandes rivales.
En definitiva, película entretenida y amena que retrata muy bien la capital catalana, que eleva a lo más alto, a Rebecca Hall y a Penélope Cruz.

Lo mejor: Penélope Cruz, sin duda, espectácular y grandiosa.

Lo peor: Lo pretenciosa que pude llegar a ser y el flojo trabajo de dirección de Woody Allen.