domingo, 21 de marzo de 2010

Crítica: Una educación


Una educación: 7,5(****)
Una película que a simple vista, parece convencional, típica y repetitiva, pero para nada nos encontramos con semejante embrollo. Para empezar quiero decir que el film es espejo de una sociedad de los años 60, pero también de una sociedad del siglo 21, a estas alturas sigue ocurriendo lo que refleja la película, una sociedad que va por lo fácil, lo divertido, con la mentira, los engaños, una sociedad que juega con lo más vil del ser humano, valores como la perseverancia, honradez, trabajo, humildad...Poco a poco los estamos perdiendo, poco a poco nos vamos por el camino fácil que supone la mala vida, no quisiera ser radical, solo hablo de no dejarnos tan solo llevar por el engaño, la avaricia y tantos y tantos malos valores. La película contiene un importante archivo histórico, pero también un atractivo legado universal. En lo que respecta al film, sin llegar a brillar, consigue ser un film muy notable, interesante y generoso. La ambientación es esquisita, trabajada, perfectos los vestuarios, decorados, y todo lo que respecta a caracterización física. Una excelente fotografía consigue de los mejores momentos del año, el Sena abrazando París, bajo la Torre Eiffel, bajo el abrazo de los enamorados, absolutamente genial. La música por otro lado, me resulta bastante convencional y de escasa originalidad, no es desagradable de escuchar, pero recuerda a bandas sonoras anteriores. Buen guión, inteligentemente labrado, con pulso firme e inteligencia. La dirección de Lone Scherfig es bastante buena y acertada. Pero sin duda, la maestría del film es gracias al talento de sus actores, Alfred Molina está increíble, magistral, formidable, cada escena en la que aparece la hace suya, también destacar la intervención de Emma Thompson, Sally Hawkins, pequeñas pero grandes intervenciones. Destaca el duelo entre Peter Sarsgaard y Carey Mulligan, excelente química, Carey Mulligan se sella un buen puesto en el mundo del cine, con la mejor interpretación del film, excelente, el Oscar debería haber caído de su lado.
Interesante film y bastante agradable.

Lo mejor: Carey Mulligan, su excelente química con Peter Sarsgaard. El gran Alfred Molina.

Lo peor: Su música y su cierto aire convencional.

1 comentario:

Xavier Vidal dijo...

Pues no me convenció casi nada... tampoco Carey Mulligan. Aunque tu 8 refleja la mayoría de críticas que se han escrito sobre ellas.

Saludos Albertaco! Participarás en el Directed by 4? Ojalá sí.