martes, 4 de enero de 2011

Crítica: Entrelobos


Entrelobos: 6,5(***)
Un film extraño, para estos tiempos que corren, un film bastante naturalista, muy físico, donde todo se ve y se oye. Gerardo Olivares ha dado la sorpresa de la temporada con este film minimalista, pequeño, pero cargado de vida y de realidad. La historia de Pantoja resulta curiosa, y nos deja ver un mundo donde el ser humano es degradante, y destructivo, frente al mundo físico que aporta vida, una visión pesimista sobre nuestra especie y una sabia reflexión sobre la naturaleza. Los campos de Sierra Morena, la caída del agua, la convivencia de las especies animales, la irrupción del hombre hacen que no paremos de poner el recuerdo en los documentales del aclamado Félix Rodríguez de la Fuente. Todo lo que vemos, nos recuerda al modo de ver la vida, una visión de la grandeza de la naturaleza, acuñada por Félix. La película es una sorpresa en el sentido físico, pero el guión navega con torpeza, con momentos para el olvido, y absurdos diálogos, en los momentos de observación natural el film alcanza lo sublime, pero la intervención humana lo debilita, y no por los actores, los cuales lo hacen bastante bien, sino por un guión que carece de credibilidad, con momentos para el ridículo. Sin embargo, frente al escabroso trabajo de guionista de Olivares, nos encontramos con un comprometido trabajo de dirección por parte de este. El equipo técnico funciona con corrección, a destacar una maravillosa música, todo un descubrimiento y la agradable fotografía. En cuanto a los actores, destacan por la naturalidad de sus interpretaciones. En primer lugar hay que apuntar que Ballesta, aunque es buen actor, su papel en este film es corto, limitado y erróneo, no da la talla, por contrapunto tenemos al verdadero protagonista del film, Manuel Camacho, todo un descubrimiento, el joven actor da la talla y se maneja con soltura y viveza, en cuanto a los secundarios no hay mucho que destacar, salvo a Sancho Gracia que defiende con dureza y fuerza su simplón personaje, es capaz de sacar provecho de lo banal. Desde luego se habla de este film de cara a los Goyas de este año, pero no creo que merezca más de dos o tres nominaciones, aún así puede dar la sorpresa, ya de por si lo ha sido por su visión tan naturalista.

Lo mejor: Su enfoque naturalista.

Lo peor: La torpeza del guión.

2 comentarios:

Xavier Vidal dijo...

Es una de las pocas películas que sin demasiada promoción ha tenido una carrera comercial más que digna. Por eso, creo que los Goya la valorarán en bastantes categorías, incluso las llamadas 'gordas'. Personalmente, nominaría a Camacho y sobre todo a Gracia (excelente). No creo que el guión sea torpe: más bien está acorde con el tono de la película. Más que extraña, diría curiosa... Tienes mi crítica en el blog. Saludos!

nuri dijo...

Me ha gustado mucho la pelicula. Yo nominaría principalmente a Sancho Gracia espléndido, gran interpretación, y al director de fotografía que es bellisima