martes, 15 de febrero de 2011

Crítica: Buried


Buried: 9(*****)
Apabullante, asombrosa, impresionante. Sin duda nos encontramos ante el fenómeno cinematográfico del año, una película ingeniosa, habilidosa y provocadora. Parece imposible que un film de hora y media, con un único actor metido en una caja, nos pueda enganchar, sin embargo no solo tiene fuerza para el entretenimiento, pues también consigue que cuando te metas dentro de ella, no puedas abandonar su "viaje". El trabajo de suspense es sobresaliente, el guión de Chris Sparling, es tan descabellado como maravilloso, capaz de dar giros inesperados, y capaz de construir una historia de agonía y de sufrimiento, realmente no recomendada para clautrofóbicos, ni para público demasiado sensible, el film es bueno, pero agobia muchísimo, ese es su mayor defecto, pero a la vez su mayor virtud, la capacidad de acercarnos de forma sorprendente los sentimientos y padecimientos de su protagonista. Todos los factores del film juegan con intensidad y fuerza, empezando por un fantástico trabajo técnico, el diseño sonoro es genial, sabe jugar con la historia y la llena de amenaza y miedo, al igual que la música de Reyes, capaz de tocar fibras en momentos claves. La fotografía ilumina y apaga el padecimiento de Paul Conroy, el montaje de Rodrigo Cortés brilla por su capacidad para captar diveros puntos de vista de un espacio tan reducido, un montaje excelente que hace que el film tenga ritmo a pesar del poco espacio argumental. Demás aspectos técnicos funcionan de forma notable, como efectos especiales, maquillaje...
A continuación debemos señalar los tres pilares del film, el guión atronador de Sparling, la solvencia de la dirección de Cortés y el excelente trabajo interpretativo de Ryan Reynolds, un trabajo muy complicado, y complejo, que saca adelante con nota, sin duda una de las grandes interpretaciones del año. Una película para recordar y vivir, que traspasará fronteras, tanto por su fuerza como por su mensaje social, tan presente en el tema del terrorismo islamista y la absurda actitud del gobierno norteamericano ante esta situación.

Lo mejor: El excelente ejercicio de suspense, gracias a Sparling, Cortés(Por partida doble) y Reynolds.

Lo peor: No es apta para todos los públicos
.

5 comentarios:

Sexo, drogas y cine español dijo...

La película es buena, si, y tiene muchísimo mérito, también. Pero en mi opinión, da todo lo que tiene para dar, pero una película con solo un actor, un espacio, un ambiente, una historia...nunca se podrá considerar una obra maestra.

Originalidad, atrevimiento...pero para mí, no pasa del 7

Pablo Martinez dijo...

Coincidimos en los logros, pero no la considero TAN buena. Rescato la versatilidad de Reynolds y el estupendo guión, así como también (aunque en una segunda instancia) la puesta en escena.

Un abrazo!

Lalo Martín dijo...

Totalmente de acuerdo con los tres pilares del film, como ya comenté en mi reseña. Me parece una película muy arriesgada de la que sus responsables han salido por la puerta grande.

No olvides votar en los Premios del Público a los mejor del cine de 2010. Más información en http://premiosdelpublicotv.blogspot.com/2011/02/premios-del-publico-lo-mejor-del-cine.html

Saludos!!!!!

aidap89 dijo...

Me la han recomendado muchísimo, pero yo creo que si la veo me va a generar mucho agobio. Tiene mérito hacer que un espectador no se aburra durante la película viendo constantemente el interior de una caja

domive dijo...

Sin lugar a dudas una cinta de suspense no apta para cardíacos... muy buena!^^


Por cierto, un blog genial: te sigo!^^

Si te quieres pasar por el mío (también es de cine):

www.elrincondedomive.blogspot.com