domingo, 1 de marzo de 2009

Crítica: El desafío: Frost contra Nixon


El desafío: Frost contra Nixon:7(***)
Otro film político entre los nominados a mejor película en los Oscar, como era de esperar, pero más antretenido de lo que parece. Además las películas que me aportan conocimientos sobre la historia me apasionan, no es el caso de esta, aunque si me he gustado bastante. Un film poderoso, atractivo e intrigante. A veces llega a aburrir, pero por el mismo motivo que casi todas las películas políticas, se adentra mucho en ideologías, en opiniones y llega a hacerse algo maniquea, esto puede resultar atractivo para las personas que vivieron aquella época, pero, y nosotros, los jóvenes, que no vivimos aquella época, no nos interesan tantas divagaciones. Ron Howard tras sellar la historia del cine con la preciosa "Una mente maravillosa", hace un trabajo sencillo y correcto en este film. Peter Morgan se atreve con un guión político, y sale airoso del reto. La música de Hans Zimmer está muy bien, perfectamente intercalada en cada momento, dibuja la tensión y la superación de forma asombrosa. Un estupendo montaje acentua la intriga. Una buena fotografía cierra un equipo técnico marcado por la sencillez y la corrección. Pero no podemos despedirnos de esta crítica sin hablar de la tensión que nos crea ese maravilloso elenco de actores. Todos hacen un trabajo excepcional, cada uno de ellos, en especial Michael Sheen, para hacerle paso al presidente de presidentes, el imponente Frank Langella, que brilla y nos ofrece una imagen perfecta del presidente Nixon, una recreación innolvidable, será muy recordada su interpretación.
Informa y emociona, ¿Qué más puedo pedir de un film de este tipo?

Lo mejor: Frank Langella, se "come" casi todas las escenas.

Lo peor: Su maniqueísmo innecesario.

1 comentario:

Xavier Vidal dijo...

Apunto tu 8 para el cineranking... una nota muy generosa que subirá la media de la película. Un título correcto, pero su nominación era inexplicable (vuelvo a reivindicar La duda y El intercambio como obras superiores). Saludos!