domingo, 25 de enero de 2009

Crítica: Revolutionary road


Revolutionary road: 8,5(****)
Tenía el gusanillo de que este film me iba a resultar cargante y pesado y una obra inferior de su director y cuando la vi, no me quedé con malas sensaciones, por las expectativas que traía. Es una obra inferior de su director, pero aún así, es una buena película. Una historia tan dura como cierta, me encanta que Hollywood deje los topicazos y empiece a tratar temas reales, temas que se acercan a la vida, a la sociedad. Un film duro, donde el sentido de la vida juega un papel muy importante. Habla sobre luchar por nuestros sueños, buscar la felicidad, buscar la alegría, buscar que queremos hacer con nuestra vida. A veces nuestros proyectos se fastidian y nuestra vida queda irremediablemente vacía. Un film que no para de hacernos ver como es el mundo, como es la vida. un film necesario. Con respecto al apartado técnico, no ha destacado mucho, lo mejor es una fantástica dirección de arte, un vestuario adecuado, un montaje grandioso y una partitura sencilla, pero bella, a pesar de las malas críticas. En cuanto a la fotografía, brillante por momentos, pero horrible en otros. Un guión perfectamente elaborado juega un importante papel en el trabajo de dirección de Sam Mendes, muy correcto.
Las interpretaciones están bastante bien. Leonardo Dicaprio sale de su tono lineal y nos muestra su gran talento. Kate Winslet, como era de esperar, perfecta, aunque algo forzada en algunas escenas. Yo no destacaría sus interpretaciones por separado, sino más bien su asombrosa química en pantalla, absolutamente genial. Michael Shannon brillante, me parece muy bien que la academia se haya acordado de él, lo merece, cuando sale en escena les roba el protagonismo a todos. También hay que destacar a la gran Kathy Bates, como siempre, genial. Algo que no me gusta de las película son las escenas sexuales, demasiado irreales. ¿Cuándo aprenderán los americanos a hacer una escena sexual realista?. En resumen, buena película, aunque es justificable su ninguneo en los Oscar.


Lo mejor: La química entre Leonardo Dicaprio y Kate Winslet, y las interpretaciones de Michael Shannon y Kathy Bates.

Lo peor: La falta de realismo de las escenas sexuales.

1 comentario:

daniel dijo...

Hola, pues muy buena tu crítica, pues en realidad la química mostrada por Leo y Kate es realmente magistral. El film me gustó mucho aunque era muy pesimista y un poco fría; pero eso era compensado por la excelente fotografia, montaje e interpretaciones. Un excelente melodrama.