domingo, 25 de octubre de 2009

Crítica: After


After: 7,5(****)
El despertar de los sueños, la magia de la primera vez, la juventud madura, el miedo a crecer, la inocencia, el desenfreno, las penas ahogadas, el sexo del dolor...Estos y muchos temas más, aborda el nuevo film de Alberto Rodríguez, un grito a la vida, a la rutina, al dolor. El deseo de volver a la adolescencia, a la juventud, a las no preocupaciones. Un film que se sumerge en el paralelismo de las vidas de tres amigos, que vuelven a reecontrase tras haber hecho sus vidas, y tras haber elegido su futuro. Sus miedos les acompañan, aunque también el deseo de olvidarlos. Alberto combina la unión, el paralelismo de las vidas de estos tres personajes, al estilo "Iñárritu", pero el problema de intentar este paralelismo, es que Alberto Rodríguez, a pesar de su tremendo esfuerzo se pierde entre tanta alucinación. Los matices para definir cada historia de forma independiente se mezclan y hacen que la historia a veces decaiga. Pero aún así los diálogos resultan sinceros y auténticos. La dirección de Rodríguez se nota en cada paso del film, en cada gesto, en cada mirada, en cada palabra, su trabajo es solbente y digno de admiración. Pero sin duda, el mejor trabajo del film corre a cargo del trío protagonista, actores entregados a sus papeles. Guillermo Toledo sobrepasa la barrera de lo cómico y se mete con brillantez en este complicado papel. Tristán Ulloa transmite sinceridad y transmite humanidad, su interpretación salta el riesgo de caer en la lágrima fácil y es definida con sinceridad y valentía. Blanca Romero brilla de forma asombrosa, sin duda, lo mejor del film, uno de los mejores descubrimientos del año, espero verla nominada al Goya. Además de su gran trabajo individual, destaca una extraordinaria química entre los tres. A parte del magistral trío, tengo que destacar la intervención de Jesús Carroza, cargada de humildad y auténtica. En lo que respecta al trabajo técnico, todo está bastante acertado, logrado montaje, conseguida fotografía y acertada música. Un equipo técnico trabajador, acertado y sin excesos.
El film tiene grandes cualidades, y nos muestra escenas increíbles, como el estupendo final, pero también cae en escenas baratas, excesivamente largas y mal estructuradas. Pero a pesar dem ello, la película resulta ser una grata sorpresa del cine de este año.

Lo mejor: Las interpretaciones de Blanca Romero, Guillermo Toledo y Tristán Ulloa.

Lo peor: Las escenas que caen en la evidencia y en la pesadez.

1 comentario:

Xavier Vidal dijo...

Tiene tantas pocas copias que dudo que llegue al cine de mi pueblo. Tu crítica destaca lo que ya ´decían muchos analistas: la peli bien, Romero mejor. Veremos... a mi me encantó 7 vírgenes...

Saludos! Feliz semana