viernes, 23 de enero de 2009

Crítica: Fuera de carta


Fuera de carta: 7,5(****)
Bastantes pocas expectativas tenía respecto a esta película, pero una vez vista, no recuerdo una película que me haya hecho reir tanto, toda mi familia se estaba tronchando y todos estabamos contentos, solo por ello, merece ser elogiada. Una preciosa fabula que mezcla la comida, la sociedad y la responsabilidad. Una historia que indaga en muchos aspectos de la vida de las personas, que nos hace ver la vida con una sonrisa en nuestra cara, no enseña a tomarnos las cosas con humor. Yo creo que hasta el que más odie el cine español, se va a reir con este film lo más grande, y consigue esta risa de forma eficaz, no con puras tonterías. En el apartado técnico destaca una agradable música, una luminosa fotografía y una canción de Amaral que ha sido injustamente ninguneada en los Goya, debería además, de haber estado nominada, haber ganado. Es maravillosa. Pero lo que más recalca este film, es una buena dirección y un estupendo guión. Dicho guión brilla con todo el reparto, Javier Cámara está sublime, debería ganar el Goya, pero con competidores dramáticos es muy dificíl, pero no solo nos quedamos con un maravilloso Cámara, sino con un elenco extraordinario, en especial Lola Dueñas que sale de su rol dramático y se mete en el género cómico de forma triunfal. Mayor es la sorpresa que nos brinda Fernando Tejero, que hace el mejor papel de su irregular carrera y todos los demás actores menos conocidos nos brindan una naturalidad y una sencillez impresionante. Mención merecen Chus Lampreave y Luis Varela, en una palabra, asombrosos.
Una película que te alegrará el día, por muy negro que lo tengas.


Lo mejor: Javier Cámara, Lola Dueñas y Fernando Tejero.

Lo peor: Algunos desvios del guión y que la historia es poco convincente.