viernes, 10 de junio de 2011

Crítica: Piratas del Caribe: En mareas misteriosas


Piratas del Caribe: En mareas misteriosas: 5,5(***)
Menudo circo mediático se ha montado alrededor de la nueva película de la saga "Piratas del Caribe", y he de decir que estoy bastante decepcionado, no he pasado un mal rato en el cine, ni ha sido pesada, pero esta película prometía ser la mejor con diferencia, y se ha quedado muy muy lejos de sus propósitos. Cuando oímos que Rob Marshall, Penélope Cruz volvían a la acción tras "Nine" nos esperábamos una revelación dentro de la saga de piratas, un nuevo tipo de film parecía que iba a revolucionar e iba a impactarnos, e incluso el argumento era jugoso, pero para nada, se ha quedado en un esbozo, sin llegar a más. El guión sigue siendo igual de pastoso que siempre, el primer film resultó original, pero poco a poco la saga fue perdiendo fuelle hasta caer en la mala película que es la tercera entrega. Ahora la fórmula se repite con nuevos personajes, y con un tono más cómico, pero no se ha sabido valorar lo que se tenía, el material que se manejaba, y el equipo que movía todo, el film sigue al servicio del lucimiento de un Jack Sparrow cuya fórmula ya cansa, Johny Deep está fantástico como siempre, y va a su "bola" dentro del film, pero lo mismo una y otra vez resulta monótono. Rob Marshall ha dirigido como ha podido al resto de actores que se han visto limitados por el insuficiente guión, Penélope Cruz no pasa de la corrección, con algunos momentos que parece que va a destacar, pero al final no lo consigue, su padre en la ficción Ian McShane le pasa más de lo mismo, no puedo decir lo mismo de un Geoffrey Rush en estado de gracia, el resto de actores no actúan se mueven para que transcurra el film. Una mención especial merece Óscar Jaenada, y el grupo de españoles, que con su pequeña incursión se comen la pantalla. Destacar un momento muy bueno, como es el cameo de Judi Dench, con su presencia abruma e impresiona. Junto a estos actores nos encontramos a un buen equipo técnico, que en ciertos aspectos supera a sus predecesores en la saga, por un lado tenemos una banda sonora con nuevos matices que nunca cansará, por su fuerza y originalidad, una ambientación muy destacable, así como el mejor trabajo de caracterización de toda la saga, las sirenas están increíbles, una fotografía aceptable y unos efectos visuales buenos y usados sin abusar se unen a un montaje notable. Todo este equipo técnico hacen que el envoltorio sea espectacular, pero el interior y la verdadera esencia se queden en algo insuficiente.

Lo mejor: El maquillaje y la peluquería.

Lo peor: Se ha quedado muy por debajo de las expectativas.