jueves, 29 de julio de 2010

Críticas en verano( II )

Percy Jackson y el ladrón del rayo

Nota: 4(**)
Una nueva "Americanada" que venía ofreciendo más y mejores trepidantes aventuras, superando incluso al mago Potter, mucha campaña, mucha publicidad y mucha promoción, para engañarnos y ofrecernos un film que no pasa del entretenimiento familiar, un film repetitivo y bastante fallido, escaso de originalidad. Actores pésimos, con la excepción de Uma Thurman, se dejan llevar por un guión bastante malo y por un envoltorio de efectos visuales extraordinarios pero malgastados en esta absurda aventura que nada tiene de interesante.

Lo mejor: Los efectos sonoros y visuales.

Lo peor: Sigue siendo más de lo mismo.


Adrift

Nota: 8(****)
Relato poético y sensual que habla sobre el Vietnam actual, sus costumbres, su estilo de vida, una crítica a la sociedad de nuestra época trazada con dulzura, intriga y sensualidad. Todo en el film es pura sinfonía, los sonidos únicos llevan al film por un camino de sentimientos y descubrimientos emocionales. El reparto borda cada escena, actores sinceros y honestos dejan un trabajo dramático muy bueno. La fotografía llena de frialdad, borda el diluvio de Vietnam y el desbordamiento de la estabilidad en nuestra vida. El guión borda cada escena, pero aún así resulta demasiado ligero, da sensación de que falta algo, de que el film necesita algo para dejar huella, es quizás lo que necesitaba para brillar como merecía. De todos modos, es un film notable e interesante.

Lo mejor: Su fría poesía, que hiela.

Lo peor: Peca de ser demasiado "light".

Nunca estuviste tan adorable

Nota: 7,5(****)
Una película divertísima, tronchante y trepidante. Con momentos musicales que rozan lo anormal y lo surrealista. El cine argentino se viste con humor en esta película, que hasta el último detalle roza lo ingenioso y divertido. Un guión único atrapa desde el primer minuto, evitando que cualquier escena caiga en el olvido, a veces incluso al ser un guión tan insistente, llega hasta ser pesado, y trillante. Sin duda uno de los platos fuertes del film son sus actores, con una fuerza increíble despliegan su corazón, su voz y su mente para ofrecernos lágrimas y risas. Destacar el duelo interpretativo entre María Onetto y María Busnelli, brillante y único.

Lo mejor: María Onetto y María Busnelli, juntas y separadas.

Lo peor: A veces el film resulta algo pesado.