lunes, 6 de febrero de 2017

XXXI Premios Goya. Reseñas:

1898. Los últimos de Filipinas:
"Se habla de la incapacidad de aportar ejes históricos, por parte de nuestra producción patria, pero es injusto que así lo valoremos, a pesar de unas claras necesidades de producción provocadas por un sistema quebrado. Si recorremos nuestra filmografía con criterio advertiremos un ajuar interesante de producciones históricas que, sin atender al alto despliegue (en ocasiones excesivo) de otros países, orquesta con sabiduría y variedad nuestro pasado histórico. El último apunte de este ámbito, que ha recibido el beneplácito de crítica y público, es la recreación del sitio de Baler a finales del siglo XIX. Inmensa hazaña dirigida por el debutante Salvador Calvo (habitual en la ficción televisiva), que adopta formas y posiciones muy sólidas. Se echa en falta una mayor intensidad dramática, y posiciones más arriesgadas en detrimento de otras que juegan a cierta didáctica, y que derivan este ejercicio por los fríos caminos de la pura descripción. Quizás por la la falta de experiencia de su realizador, la película adolece de la intensidad y personalidad que requería esta particular visión de nuestra historia, que conforma un ejercicio técnico notable (exquisito el trabajo de ambientación) y que encuentra en un extraordinario reparto sus mejores bazas. Desde su entregado protagonista, Álvaro Cervantes, hasta los valientes secundarios. Eduard Fernández, Javier Gutiérrez y Karra Elejalde ponen la notas de excelencia a una producción muy sólida, a pesar de sus claras imperfecciones."

NOTA: 7(****)

Cerca de tu casa:
"La presencia de este proyecto era sabida desde hace tiempo, gracias a los sugerentes ecos de su definición: el pulso de Eduard Cortés, la vibrante música de Silvia Pérez Cruz y una opción constructiva muy diferente y arriesgada. Sin embargo, no valen las intenciones y las fusiones de elementos estimables, para alzar películas sólidas. Pues a pesar de la valentía del proyecto y la amplia gama de buenas intenciones, el resultado se antoja insuficiente. Conforme el metraje avanza, la película se va agarrando a sus múltiples defectos, que al final acaban destronándola hacia el abismo del olvido. Entre las obviedades de la historia, y la impostura de los números musicales se construye un film, que nada, o casi nada novedoso aporta, y que funciona muy por partes, sin conseguir que su conjunto en ningún momento llegue a cohesionar. La música de Silvia Pérez Cruz aporta riqueza y complejidad a unas deficiones simplistas y maniqueas, sin embargo, ella en la faceta de actriz se muestra inexpresiva, incapaz de contagiar la emoción contenida de su personaje. En contraste, la precisa fotografía y los secundarios levantan como pueden las virtudes del ejercicio, e intentan dignificar este fracasado intento de una película valiente y compleja."

NOTA: 4(**)

Kiki, el amor se hace:
"Las virtudes creativas de Paco León quedaron latentes a través de los ejercicios sobre su madre, que rebosaban frescura, desparpajo y mucha vocación de autor. Bajo unos cánones más industriales, y si se quiere ver así, más impersonales, aunque bajo premisas muy sugerentes, el realizador sevillano construye su tercer ejercicio. Si en sus predecesoras consolidaba un estilo muy propio, en "Kiki" lo explota con sabiduría y nos regala un ejercicio vibrante, en el que la comedia más hilarante y las expresiones de definición sociolcultural más complejas se dan la mano. Es increíble la capacidad estimable de León para fusionar entretenimiento y calidad, pues su película no se pierde entre las risas vacías y los motivos impuestos. El humor de la propuesta está al servicio de un ejercicio analítico y reflexivo. Mención a parte merece la consistencia audiovisual planeada por su realizador, que gracias a la firmeza de un extraordinario equipo técnico conforma sus posiciones más sólidas. Y por supuesto, hay que admirar la vibrante consonancia del reparto, en el que Candela Peña y Belén Cuesta firman los mejores momentos del conjunto con composiciones absolutamente memorables, en una película que aunque se distancie en el tiempo, siempre se disfruta y se valora como la primera vez."

NOTA: 8(****)