martes, 15 de octubre de 2013

Críticas:

La nostra vita:
"Daniele Luchetti vuelve al retrato social, pero buscando una vertiente más intimista, el fresco de un padre que infringe las normas moralmente incorrectas de una sociedad corrupta para poder sacar adelante a sus hijos, enfrentados a la mayor de las pérdidas. Este nuevo camino en el cine de este realizador, alejado de la senda política, se vuelve más ligero, llegando a rozar la simpleza más absoluta. Con un buen arranque y un aceptable desenlace, la cinta se tambalea entre la necesidad de ser fiel al retrato de una sociedad, y no caer en el tedio. A la película le cuesta avanzar en su metraje, plantea situaciones intensas, que se siguen con interés pero no provocan la más mínima emoción. Luchetti, escasea en armas narrativas, y deja que el film avance por inercia, dándole un comienzo y una resolución, lo demás es puro relleno. Pero sin duda, hay algo que nos impide levantarnos de la butaca, y es esa interpretación soberbia que desborda humanidad y fuerza por todos lados de un excelente Elio Germano, que levanta con aplomo un film al que le cuesta funcionar, a pesar de su fácil asimilación y desarrollo."

Lo mejor: Elio Germano, regalándonos otra gran interpretación.

Lo peor: La escasa capacidad de emocionar.

NOTA: 6(***)


Alacrán enamorado:
"No es raro que se hable de la buena salud del cine de género español en los últimos años, pues la industria nacional siguen demostrando que puede elaborar películas ajustadas a unos cánones más convencionales que atraigan al gran público, pero sin perder la calidad. Un ejemplo de esta buena racha se materializa en la última cinta de Santiago A. Zannou, un thriller romántico con muchas dosis de boxeo. Una película que se sigue sin dificultad, genera tensión de forma notable en ciertos momentos, y se resuelve con astucia. Aún así, lejos estamos de encontrarnos una buena película, pues ni calidad de su guion, ni su dirección, ni de los otros elementos que la conjugan, permiten definir una obra más allá del puro entretenimiento. Quizás uno de los fallos más claves de su guion reside en un tratamiento desigual de personajes, mientras unos se presentan de forma atractiva, otros resultan indiferentes al espectador, especialmente ese insípido protagonista, que ni siquiera Álex González le da forma. Técnicamente, sin grandes logros, la película funciona, entre sus puntos fuertes está un trabajo fotográfico realmente estimable, y en la otra cara, se presenta un ejercicio sonoro realmente mal ejecutado impidiendo el desarrollo eligible de los diálogos. Y no podemos olvidarnos de un reparto bastante correcto, donde Javier Bardem en su pequeño papel abrasa la pantalla de fuerza y veracidad, materializando un corrupto cretino que se presenta como reflejo de una sociedad enferma por sus propios valores."

Lo mejor: La ligereza del relato.

Lo peor: No sobrepasa la barrera del entretenimiento.

NOTA: 5,5(***)

Stoker:
"Park Chan-wook prometía con su nueva propuesta, confiando en una carrera muy notable. Pero sin duda, la americanización de este realizador coreano le ha hecho situarse un escalón por debajo de su talento en sus anteriores propuestas. "Stoker" se presenta como un excelente ejercicio de estilo. Su magia visual es innegable, e impregna de hipnotismo cada uno de los planos, confiando en un gran maestro de lo visual como es este realizador. Pero como contrapunto, este notable trabajo se contrasta con un guion muy pobre, no solo por la ridícula y poco creíble historia, sino también por los superficiales personajes y los diálogos atropellados, que conforman el carácter artificioso del relato. Una obra con forma, pero sin fondo, completamente vacía, pero muy bien adornada. Técnicamente estamos ante un trabajo impecable, fotografía, música, sonido, dirección de arte de un excelente nivel, aunque sin duda la mayor labor se encuentra en uno de los mejores montajes del cine reciente, absolutamente perfecto. Y a nivel interpretativo, frente a una Nicole Kidman muy perdida, nos encontramos con una Mia Wasikowska sugerente y un seductor Matthew Goode, que se unen a un conjunto coral bastante desigual y que funciona por momentos, al igual que el film, que consigue momentos de gran belleza, y otros de absoluta vergüenza, debido a los equívocos intentos de un guion absurdo de ser grotesco."

Lo mejor: El excelente ejercicio visual, la magnificencia de uno de los mejores montajes del cine reciente.

Lo peor: Un guion artificioso a más no poder.

NOTA: 6(***)