martes, 8 de noviembre de 2016

Crítica: Locas de alegría

"Si hubiera que señalar un realizador actual que levanta auténticas pasiones en su país, hablaríamos de la estrecha relación entre Paolo Virzì y el público italiano. Este director, vertebrador de un cine cómico de calidad capaz de conectar con el público, ha barrido en cuanto a valoraciones cuantitativas y cualitativas, en su país de origen. Entroncado en una tendencia estilística muy reconocible, la última aportación de este autor, en forma de particular road-movie, recorre las sendas de la comedia negra, el diagnóstico social y el drama más íntimo. Las combinaciones no siempre son buenas, y en este caso se ejemplifica. La película se pierde entre las chisposas aportaciones del conjunto, y deja un poco en la superficie la dimensión emocional de sus dos protagonistas, incluso a veces una sensación constante de repetición, o de ya visto, se apodera de la función, por un tratamiento absolutamente convencional, en el peor sentido de la palabra. La película presenta aspiraciones mayores, que deberían haber derivado en un análisis psicológico mucho más sólido y profundo. En contraste, el pulso de Virzì, y el notable trabajo de fotografía, que lidera una apuesta técnica muy solvente, hacen que el film con gracia y desparpajo mantenga un ritmo hilarante y en ningún momento decaiga. En este sentido debemos y mucho al inspirado reparto, en especial a una magnética Micaela Ramazzotti, y sobre todo, a una superlativa Valeria Bruni -Tedeschi, que demuestra, una vez más, su hábil sentido de la comedia y su potencial creativo al servicio de un personaje que merece muchas lecturas. Ella acumula la mayor parte de las alabanzas de la película, porque a pesar del insustancial resquicio que deja la misma, ella es capaz de dar vida, profundidad, y potencia a las insuficiencias demostratativas de lo que se entiende como vida."
 
Lo mejor: Una absolutamente magistral Valeria Bruni-Tedeschi. 


Lo peor: Que la gracia de turno venza las posibilidades de definición psicológica de los dos personajes protagonistas.

NOTA: 6,5(***)