martes, 6 de enero de 2015

Premio honorífico. X Premios Lienzo de Picasso 2015

En menos de dos días se darán a conocer los nominados a los conocidos "Globos de Oro" del cine español en un año bastante bueno para la cosecha nacional, especialmente en cine, pero en cierta manera en televisión gracias a la buena calidad de producciones de ficción ya existentes, y otras de nueva incorporación. También los números han cumplido, consiguiendo los récords que han llenado las páginas de tantos periódicos, en un momento quizás insólito en que calidad y cantidad se han fundido en un año que a priori parecía comercial, pero escaso en calidad. Parece que este año, en cuanto a nuestra producción cinematográfica, se cumple la sonada y trillada frase "la esperanza no se pierde hasta el último minuto". A la espera de las candidaturas de estos premios que celebran su primera década, hoy quiero anunciar que el premio honorífico este año va para una actriz de raza. Una dama del teatro sobre todo, que comenzó su andadura en representaciones en los cincuenta, pero que poco tardó en explotar su talento en el cine y la televisión. Su consolidación en el Séptimo Arte fue alcanzada de mano de Jaime de Arminán con el personaje de Isabelita en aquella extraña y maravillosa película llamada "Mi querida Señorita". Más tarde pasó a trabajar con directores de la talla de Saura, Berlanga, Borau y sobre todo Almodóvar, conviertiéndose en una de sus actrices fetiches, y ofreciéndo en "Entre tinieblas" y "Mujeres al borde de un ataque de nervios", sus mejores papeles en cine, hasta la fecha. Más tarde vinieron trabajos tan exquisitos como el de la tía Rafaela en "Cuando vuelvas a mi lado", papel por el que recibió su segunda nominación al Goya. Nominaciones que se suman a tres premios Sant Jordi, tres Fotogramas de Plata, un Gaudí de honor, un premio honorífico de la unión de actores, sumando estos galardones cinematográficos a una inmensa lista de premios por sus labores teatrales. Este año este reconocimiento es para esa inmensa actriz llamada Julieta Serrano y que ha dejado un legado riquísimo para el mundo de la interpretación en sus tres ámbitos principales.